Cildoz

DATOS DE INTERÉS

  • Categoría Histórica: Lugar.
  • Categoría Administrativa: Concejo del Valle Ezcabarte.
  • Presidente: Mikel Olleta Mugueta
  • Vocales: Eduardo Olleta Mugueta, Mª Angeles Garbisu Ramirez y Mª Angeles Larrayoz Iribarren.
  • Partido Judicial: Pamplona.
  • Merindad: Pamplona.
  • Mancomunidad: Comarca de Pamplona.
  • Población a 1 de enero de 2014: 60 habitantes.
  • Superficie: 9,60 Km².
  • Altitud: 460 metros.
  • Comunicaciones: Se accede a ella por la carretera nacional N-121A Pamplona-Irún, tomando la carretera comarcal N-4210 dejando atrás Eusa, Aderiz, Makirriain y Orrio.

ENCLAVE

Cildoz se sitúa al norte de Iruña/Pamplona. Limita por el norte con Návaz, al sur con Berriosuso, al este con Orrio y al oeste con Unzu.

FIESTAS

las fiestas se celebran el penúltimo fin de semana de Junio.

DOTACIONES

Cuenta con Casa Concejil.

PATRIMONIO ARQUITECTONICO

Se trata de un pequeño pueblo donde destaca el conjunto arquitectónico compuesto por la iglesia, una casona del siglo XVIII de magnífica fachada de sillería de esmerado tratamiento el lavadero y la fuente.

Iglesia de San Esteban de Cildoz

Se trata de una iglesia rural, románica en origen (principios del siglo XII), de nave única y dividida en tres tramos además de la cabecera plana. Tiene a los lados dos capillas hornacinas de tamaño diferente (la que está orientada al norte es mayor que la que está orientada al sur, que parece añadida posteriormente). La nave se cubre con una bóveda de cañón, con arcos fajones de medio punto que descansan sobre ménsulas bilobuladas a la altura de las cuales corre una cornisa simple. En todo el interior aparecen policromías de difícil datación.

A los pies del templo se eleva el coro, apoyado en largas vigas de madera que apoyan sobre ménsulas adosadas a los muros longitudinales. Al coro se accede mediante una escalera de madera en dos tramos. Las ventanas, que parecen muy remodeladas, son escasas y pequeñas por lo que el interior del templo resulta muy oscuro. La sacristía está añadida a la cabecera por la vertiente norte y es de planta cuadrada cubierta por una bóveda de arista.

En el exterior se puede apreciar un cambio en la sillería consecuencia del recrecimiento al que fue sometida la iglesia para introducir un nuevo tejado. El nivel original queda patente en la fachada norte mediante una moldura corrida. La sillería que queda por debajo de la línea divisoria es medieval mientras que las piezas de piedra de sillería correspondientes al recrecimiento son mayores y más regulares.

La portada resulta muy simple. Mantiene la tipología románica, coincide con el segundo tramo y se abre al sur. Está compuesta por un arco de medio punto con tres arquivoltas de arista viva que apoyan sobre pies derechos.

La torre se eleva a los pies de la nave, es de planta rectangular y queda reforzada por cuatro contrafuertes. Se pueden apreciar pequeños vanos en el muro orientado al sur.

Estado actual del edificio

El edificio está en buen estado aunque en el interior aparecen numerosas manchas de humedad que con el tiempo podrían afectar a partes importantes del mismo.

Bibliografía

Enciclopedia del Románico en España, Navarra (abril 2008), FSMLR, pp. 231-234, 297-302, 539-546 y 803-806; María Concepción García Gainza,  Catálogo Monumental de Navarra, Volumen V, Merindad de Pamplona (1997) pp. 641-679;  Archivo del Departamento de Cultura y Turismo-Institución Príncipe de Viana (2001), Pamplona (Navarra).

Casa Perutxene de Cildoz

En el pueblo de Cildoz, junto a la cabecera de la iglesia, se levanta esta gran casa del siglo XVIII.  Se trata de un edificio de proporciones casi cúbicas, organizado en tres alturas mas ático y cubierta a dos aguas. Esta casa destaca por su fachada principal, armoniosa y equilibrada debido a la relación de elementos arquitectónicos (resulta de una manera simétrica) y a la buena ejecución del aparejo de sillería.

La cubierta de pronunciado alero y pendiente, apoya sobre una estructura de vigas de madera tallada. La puerta principal está compuesta de un arco de medio punto con dovelas radiales perfectamente trazadas sobre la cual aparece el nombre del propietario y el año de la construcción del palacio, 1768. En la primera planta encontramos tres ventanas rectangulares con antepecho moldurado, sobre ésta se repiten las dos ventanas laterales, en este caso de menor tamaño, y en el centro se abre un balcón compuesto de una plataforma a su vez apoyada en cuatro ménsulas. Las plantas quedan separadas por una imposta lisa de piedra. En el ático aparecen las pequeñas aberturas correspondientes al palomar, algo que se repite en muchas de las casa del pueblo.

La fachada trasera no resulta tan llamativa como la principal. Está compuesta en su mayoría por sillarejo aunque la superficie entorno a la puerta está construida a base de sillar de noble material, como la fachada principal (el sillarejo podría corresponder a una fachada anterior). Aunque la piedra no esté tratada con el mismo esmero, esta fachada sigue manteniendo un gran encanto. La simetría que generan las pequeñas ventanas queda rota por la puerta de acceso que queda escorada hacia el lado izquierdo, donde el muro lateral sobresale generando una especie de contrafuerte.

Estado actual del edificio

El edificio se encuentra en muy buen estado.

Bibliografía

Enciclopedia del Románico en España, Navarra (abril 2008), FSMLR, pp. 231-234, 297-302, 539-546 y 803-806; María Concepción García Gainza,  Catálogo Monumental de Navarra, Volumen V, Merindad de Pamplona (1997) pp. 641-679;  Archivo del Departamento de Cultura y Turismo-Institución Príncipe de Viana (2001), Pamplona (Navarra).