Eusa

DATOS DE INTERÉS

Vista de Eusa

  • Categoría Histórica: Lugar.
  • Categoría Administrativa: Concejo del Valle Ezcabarte.
  • Presidente: Daniel Idoate Guerendiain
  • Vocales: Javier Idoate Guerendiain, Arantxa Calvera Ayanz, Andrea Purroy Pérez y José Ignacio Idoate Munarriz.
  • Partido Judicial: Pamplona.
  • Merindad: Pamplona.
  • Población a 1 de enero de 2014: 54
  • Superficie: 3,4 Km².
  • Comunicaciones: se accede a él por la comarcal NA-4210, tras dejar atrás la N-121-A Pamplona-Irún.

ENCLAVE

Eusa es un lugar del valle de Ezkabarte, situado en las faldas del monte Auzalor, en un alto a 8 km. de la capital de navarra. Pertenece a la merindad de Iruña/Pamplona. Es una zona de gran tradición labradora. La presencia de grandes laderas verdes contrasta con los campos sembrados, de un tono más árido según la estación.

FIESTAS

Ultimo fin de semana de agosto.

DOTACIONES

Casa concejil.

PATRIMONIO ARQUITECTONICO

Iglesia parroquial de San Esteban, Eusa.

Tras pasar por el pequeño casco histórico de Eusa, en lo más alto del pueblo y dominando todo el valle, nos encontramos con esta interesante iglesia románica (finales del siglo XII posiblemente).

Se trata de un templo de nave única de 14,52m de largo x 4,89 de ancho. Es especialmente estrecha y se divide en tres tramos muy bien diferenciados. La cabecera es recta y se caracteriza por la sacristía que tiene adosada a sus espaldas, de grandes dimensiones, y a la cual se accede por una abertura en el muro (siglo XVII posiblemente). No tiene coro y toda la nave está cubierta por una bóveda de cañón apuntada. Los arcos fajones que refuerzan esta estructura,  de forma apuntada también, descansan sobre cimacios simples que a su vez apoyan sobre pilastras lisas adosadas a los muros laterales. En las paredes quedan restos de una imposta corrida que antiguamente recorrería todos los muros interiores del templo.

En el tramo central aparecen dos pequeñas capillas adosadas a ambos lados. La capilla orientada al norte es mayor que la orientada al sur.

El tramo correspondiente a la cabecera (cuadrado en planta) se resuelve con una bóveda de crucería estructurada por nervios de sección circular muy robustos y de clara influencia protogótica. Los nervios resultan llamativos debido a que parten de un punto por debajo de la línea de intersección entre la bóveda y el muro, algo no muy habitual. Los nervios descansan sobre columnas coronadas por capiteles totalmente desgastados, adosadas al ángulo de la nave. Los fustes de las columnas descansan sobre una basa también muy desgastada. Entre el capitel y el arranque del arco fajón pasa la línea de imposta corrida. La opción de cabecera recta con bóveda de crucería en la cabecera es atípica en el románico rural del valle de Ezkabarte

En el centro del muro testero se sitúa una ventana abocinada con una arquivolta que apoya sobre cimacios con tallado geométrico que a su vez descansan sobre dos columnas con pequeños capiteles (en los capiteles puede apreciarse restos de las volutas y decoraciones en forma de hoja). Originalmente esta ventana iluminaba la cabecera del templo, pero al añadirse la sacristía perdió esta función.

La iglesia dispone de más ventanas que iluminan el interior, la principal en la fachada orientada al oeste, pero son modernas.

En el exterior llama la atención  el aspecto complejo de la iglesia al estar compuesta por diversos cuerpos adosados. En el centro está la iglesia propiamente dicha y por encima y centrada una torre con el campanario. En la fachada sur, por donde se da el acceso al templo, sobresale quizás el elemento más hermoso de esta iglesia: el pórtico con arcadas. Seguramente será este el conjunto románico más espectacular de cuantos puedan encontrarse en el valle de Ezkabarte.

Desde el exterior el pórtico se divide en cinco tramos separados por contrafuertes. En el segundo tramo, destaca la puerta principal de ingreso al pórtico, sobre el que sobresalen varios canecillos ornamentados con representaciones antropomorfas. La puerta está compuesta por tres arquivoltas apuntadas con una coronación ajedrezada, que reposan sobre  pies derechos. Entre las arquivoltas y los pies aparecen los cimacios también decorados de forma ajedrezada. En los dos tramos siguientes se desarrollan dos galerías con triples arcos de medio punto, sostenidos por columnas con cimacio, capitel y apoyadas sobre basa. En los encuentros entre arco y muro este se reposa sobre molduras adosadas al muro. Los capiteles presentas magníficos ornamentos.

Una segunda puerta de acceso al pórtico se abre al este. Se trata de una portada sencilla compuesta por una arquivolta bajo la cual destaca un tímpano semicircular con diversas inscripciones.

La portada principal, que se encuentra protegida por el pórtico de ingreso, está compuesta por tres arquivoltas de medio punto que apoyan sobre columnas. Sobre las columnas aparecen los capiteles con collarines y sobre estos los cimacios dobles. Las columnas a su vez descansan sobre basas apoyadas sobre plintos cuadrados. Los capiteles se adornan con diversos motivos, tanto vegetales como antropomorfos.

Estado actual del edificio

Fue declarada Bien de Interés Cultural en 1983 y ha sido sometido a restauración por la Institución Príncipe de Viana, en dos campañas, durante los años 1955 y 1992-1993. Debido a estas intervenciones el edificio se encuentra en muy buen estado. Tanto por dentro como por fuera, se han limpiado todos los muros dejando la piedra de sillería a la vista.

Llama la atención que tras una restauración tan profunda llevada a cabo por la Institución Príncipe de Viana, no se arreglara el acceso al edificio, que se encuentra en muy mal estado. Se recomienda eliminar los muros que unen la iglesia con la casa contigua para dejar el templo exento.

Palacio de Eusa

En la zona más baja del pueblo se localiza este hermoso Palacio de Cabo de Armería, que conserva algunas fachadas del siglo XVI. Aparece registrado como de Cabo de Armería en la nómina oficial del Reino. Posiblemente pertenecía a la llamada nómina antigua, pero no es fácil comprobarlo, porque el valle de Ezkabarte fue excluido expresamente de la relación elaborada por el tesorero Luis Sánchez, en 1513, para controlar las exenciones de cuarteles. El año 1698 los jurados y vecinos del valle elevaron memorial al Reino para que el palacio fuese anotado en los libros de la Cámara de Comptos como de cabo de armería, como así se hizo. Según el Libro de Armería a principios del siglo XVI el escudo de este solar era de plata con tres fajas de gules. El edificio está formado por tres volúmenes de diferentes alturas que conforman una planta en forma de L (9,40m x 12.64m),  generando un patio abierto en el centro. Los tres volúmenes se cubren mediante tejados a dos aguas de estructura de madera. Las fachadas están compuestas de sillarejo en contraste con el sillar de las esquinas y vanos. Los muros laterales del palacio están reforzados mediante 4 contrafuerte dispuestos en sentido simétrico, mientras en la fachada principal, orientada al sur, aparecen restos de lo que pudieran ser otros dos contrafuertes.

En una de las fachadas que se abren al patio, se aprecia una gran puerta formada por un arco apuntado, junto a la cual, pero en la fachada contigua, se abre otra puerta de menor tamaño con ménsulas cóncavas.

La torre ocupa el volumen central y con mayor altura del palacio. En la parte más alta de su fachada, se pueden distinguir dos arcos de descarga y una ventana saetera. En el interior del edificio se repiten este tipo de arcos de descarga.

El palacio se encuentra en una posición privilegiada, desde donde se controlo todo el valle. Gracias a esta posición, los Palacios de Cabo de Armería contribuían a la existencia de un poder central organizado en cada uno de los valles y villas. Esta categoría jurídica, daba preeminencia a los más antiguos linajes de la nobleza sobre el resto de las casas solariegas navarras y los titulares de estos palacios acaudillaban a los vecinos de la villa en caso de guerra, debían asistir a las cortes del reino cuando se les llamaba y ostentaban privilegios económicos y religiosos.

El edificio se encuentra totalmente reformado por lo que su estado es bueno. Se ha respetado el sillarejo manteniéndolo a la vista así como la mayoría de elementos arquitectónicos que componen el edificio.