Historia

EZKABARTE, topónimo euskérico cuyo significado puede ser “Espacio intermedio entre el monte Ezkaba”, monte situado sobre el pueblo homónimo de cuyo lugar toma su nombre y que se extiende de Este a Oeste, desde la Trinidad de Arre a Berriosuso, abarcando y dominando todo el valle.

El monte Ezkaba es el segundo más alto del Ezkabarte, con 892 metros de altitud, y en su cima se encuentran los restos del Fuerte de Alfonso XII, (fuerte y monte llamados de San Cristóbal, por una ermita con este nombre, hoy desaparecida, que se encontraba en sus faldas). El Ostiasko con 974 metros, es la cumbre más alta del valle.

Los lugares habitados que hoy componen el municipio son los concejos de Arre, Orikain, Sorauren, Anotz, Azoz, Ezkaba, Garrues, Eusa, Makirriain, Orrio, Zildotz y el Señorío de Aderitz.

Su relieve accidentado, es atravesado por el río Ultzama y lo riega junto a otros cursos de aguas menores.

Ezkabarte ha estado habitado desde la prehistoria, pudiendo afirmarse, a juzgar por diversos hallazgos, que nuestros antepasados han vivido aquí ininterrumpidamente, desde la Edad de Piedra, hace unos 6.000 años, pasando por la Edad de los Metales, entrando en la época histórica de la que se hallaron algunas monedas con escritura ibérica de cecas vasconas.

Hay también constancia de antiguo, de 2 láminas romanas de bronce, con inscripciones, encontradas junto a la Trinidad de Arre, hace mucho desaparecidas, y restos de un molino con vasijas de Terra Sigilata y alguna fíbula de bronce.

Materiales posteriores como alguna hebilla ó punta de lanza de hierro, nos sitúan ya en la Edad Media, época en la que ya están documentados los pueblos hoy existentes.

Texto de José María Pastor.