Señorío de Adériz

DATOS DE INTERÉS

  • Categoría Histórica: Lugar.
  • Partido Judicial: Pamplona.
  • Merindad: Pamplona.
  • Población :  7 habitantes.
  • Superficie: 1,45 Km².
  • Comunicaciones:  se accede a él por la comarcal NA-4210

ENCLAVE

El Señorío de Adériz, antiguo pueblo hoy convertido en humilde señorío, pertenece al término municipal de Ezcabarte, merindad de Iruña/Pamplona (Navarra). Se asienta sobre una ladera del monte Auzalor y consta de un palacio y dos casas, Goitikoetxea y Beitikoetxea.

FIESTAS

Las fiestas son el 25 de septiembre

PATRIMONIO ARQUIECTONICO.

Palacio de Adériz.

El palacio de Adériz es un espléndido ejemplo de la arquitectura civil de este valle. Se trata de un palacio del siglo XVI, aunque es posiblemente sus orígenes sean medievales. El palacio está compuesto por un gran patio central, desde el cual se organiza todo el edificio, flanqueado por dos torreones con muros de sillarejo y sillares en las esquinas. Las dos torres son de gran envergadura y la cubierta de ambas está resuelta mediante un tejado a dos aguas con estructura de madera. Junto a una de las torres, se puede apreciar los restos de un contrafuerte. El acceso al palacio se da a través del patio y mediante una puerta de arco escarzano de grandes dimensiones. Sobre este arco se adosa un escudo circular sobre cartela de cueros retorcidos y una guirnalda floral como orla. En el campo se pueden apreciar tres bandas terciadas entre armiños, todo ello dentro del estilo renacentista. Una de las torres tiene una ventana flanqueada por tres de estos escudos de cerámica de tamaño reducido a cada lado. Junto a las ventanas rectangulares se pueden apreciar varias ventanas saeteras. El palacio del señorío de Adériz constaba como de Cabo de Armería en la relación enviada a Madrid por la Cámara de Comptos en 1723 aunque el solar era más antiguo. En 1608 el palaciano Pedro Cruzat disfrutaba una real merced de acostamiento de 40.000 maravedís anuales. En 1685, su poseedor José Marcilla de Caparroso, elevó memorial al Reino, pidiendo que el palacio se anotase en la nómina oficial como de Cabo de Armería que era. En 1723 aparece ya como tal, siendo su propietario a la sazón el marqués de Bessolla. Los palacios o casas de los rico-hombres en el antiguo Reino de Navarra, con el tiempo se llamaron de «Cabo de Armería» y eran las casas solares donde colocaban los escudos de armas. Sus dueños tomaron el título de «cabos de linaje» que quiere decir tanto como primogénito o cabeza («cabo») de casa noble. Estaban exentos de cuarteles y donativos, teniendo además asiento en Cortes. La Casa de Austria aumentó notablemente el número de cabos de linaje y palacios de armería, así es que solamente en Navarra había en 1637 ciento noventa y siete palacios de Cabo de Armería.

Estado actual del edificio

El palacio se encuentra muy abandonado. Aunque actualmente viven en él dos hermanas de avanzada edad el deterioro en los muros y principales elementos arquitectónicos (puertas, ventanas, tejados…) es evidente. El acceso está en muy malas condiciones y la maleza empieza a invadir algunas fachadas del palacio. Con el tiempo se han ido añadiendo cables y otros elementos a la fachada del edificio aumentando la imagen de deterioro y abandono.

Iglesia de San Millán de Adériz.

Se trata de una pequeña iglesia de carácter rural construida seguramente entre el siglo XVII y el siglo XVI II, para sustituir otra de origen románico que estaba emplazada en otro lugar no muy lejano a la que ocupa hoy en día la actual. En el interior nos encontramos con un templo de una única nave y planta rectangular. Está dividida en tres tramos más cabecera. En el primer tramo se encuentra el coro, al cual se accede mediante una escalera de dos tramos de madera. La estructura del coro es también de madera (viga empotrada en los dos muros longitudinales). La cabecera es recta y presenta una sacristía de planta cuadrada adosada al norte. En el exterior nos encontramos con una iglesia de aspecto muy reformado. En la vertiente sur encontramos un pequeño pórtico que protege la puerta de acceso y al que se accede por unas escaleras o una pequeña rampa lateral. Se trata de un pórtico construido sobre dos muros de carga perpendiculares al plano de la fachada sur. Sobre estos muros de piedra descansa la cubierta de estructura de madera que apoya también sobre ménsulas adosadas a la fachada. La puerta de acceso se compone de un simple arco escarzano. El interior está iluminado por aberturas muy pequeñas por lo que la iglesia resulta muy oscura. Junto a la iglesia se encuentra un pequeño cementerio. La torre se alza a los pies de la iglesia y se reduce a un cuerpo cúbico con un recrecimiento de ladrillo posiblemente barroco. El alero es modulado y debajo de este orientado hacia el sur se abren dos huecos para las campanas.

Estado actual del edificio

En 1989 la iglesia se encontraba en estado de ruina por lo que se restauró totalmente adquiriendo el aspecto que tiene actualmente. Se trata, por estos motivos, de una iglesia muy modificada aunque en buen estado.

La nave estaba cubierta por una bóveda de lunetos con arcos fajones de medio punto que apoyaban en ménsulas planas pero que no se pudo recuperar. En la restauración de 1989 se sustituyó esta bóveda por otra de características similares. En la sacristía aparecen restos de una bóveda de crucería pero que ha sido sustituida por una cubierta a tres aguas con estructura de madera vista. El suelo de la sacristía y el de la iglesia propiamente dicha son totalmente nuevos (madera y mármol). El tejado es totalmente nuevo y cubre la nave de la iglesia a dos aguas.Los muros de piedra están totalmente restaurados y reforzados en el exterior por una especie de franja de piedra inclinada, que da a toda la iglesia un aspecto un tanto artificial.